Enfermedades tropicales desatendidas: preguntas más frecuentes


¿Se están haciendo progresos?

Sí, se están logrando progresos sustanciales. Para muchas de estas enfermedades se dispone de medicamentos y otras intervenciones eficaces de tratamiento o prevención.

Se han creado grandes alianzas publicoprivadas para hacer llegar esas intervenciones a quienes las necesitan. Varias de esas alianzas están respaldadas por donaciones de la industria, que ha puesto a disposición grandes cantidades de medicamentos sin costo alguno.

Se han establecido metas ambiciosas a plazo fijo para varias de esas enfermedades, y algunas de ellas van camino de la erradicación o la eliminación como problemas de salud pública.

A continuación se indican algunos ejemplos de esos progresos:

  • El número estimado de personas con tracoma causante de ceguera ha caído de 360 millones de personas en 1985 a aproximadamente 80 millones hoy día.

  • La lepra está a punto de ser eliminada como problema de salud pública y los casos han disminuido de 5,2 millones en 1985 a menos de 213 000 en la actualidad. Más de 14,5 millones de personas se han curado de esta enfermedad.

  • La oncocercosis ha dejado de ser un problema de salud pública y una enfermedad de importancia socioeconómica en 10 países de África Occidental, que era la zona más gravemente afectada. Se han prevenido al menos 600 000 casos de ceguera, y 25 millones de hectáreas de tierras se consideran ahora seguras para cultivos y reasentamientos.

  • La dracunculosis, enfermedad prevista para erradicación, ha experimentado una espectacular caída desde los 3,5 millones de casos estimados en 20 países en 1985 hasta los 4616 casos detectados en 6 países en la actualidad. De estos casos, el 98% se concentran en sólo dos países: Ghana y el Sudán.
  • 546 millones de personas fueron tratadas para prevenir la transmisión de la filariasis linfática solo en 2007. El tratamiento se administró a un mayor ritmo en 48 de los 81 países endémicos. Desde 2000 se han administrado más de mil millones de tratamientos, lo que ha reducido significativamente la prevalencia y la intensidad de la enfermedad y ha evitado la infección de millones de niños.
  • En agosto de 2007 China se convirtió en el primer país que declaró haber eliminado la filariasis linfática como problema de salud pública, y la República de Corea le siguió en marzo de 2008.
Compartir

Última actualización:

6 de diciembre de 2010 18:01 CET