Sistema de Información Nutricional sobre Vitaminas y Minerales (VMNIS)

Prevalencia de la ceguera nocturna y número de personas afectadas (niños en edad preescolar y embarazadas) en poblaciones de países en riesgo de carencia de vitamina A, por regiones de la OMS, 1995 a 2005

Las estimaciones regionales de la OMS indican que el máximo porcentaje de niños en edad preescolar afectados por ceguera nocturna (2,0%) se da en África, y que este porcentaje es cuatro veces superior al estimado en Asia Sudoriental (0,5%). Esto significa también que África tiene la cifra más alta de niños en edad preescolar con ceguera nocturna (2,55 millones), lo que corresponde a casi la mitad de los niños afectados de todo el planeta. El porcentaje de embarazadas afectadas por ceguera nocturna es elevado y equivalente en África (9,8%) y en Asia Sudoriental (9,9%); se calcula que cada una de estas regiones tiene más de tres millones de embarazadas afectadas, o un tercio de las embarazadas afectadas de todo el planeta.


Regiones de la OMS Niños en edad preescolar a Embarazadas
Prevalenciab (%) Número afectados
( en millones)
Prevalencia (%) Número afectados
( en millones)
África 2.0
(0.8-3.2)c
2.55
(0.99-4.11)
9.8
(8.4-11.1)
3.02
(2.59-3.44)
Américas 0.6
(0.0-1.3)
0.36
(0.00-0.75)
4.4
(2.7-6.2)
0.5
(0.30-0.70)
Asia Sudoriental 0.5
(0.0-2.0)
1.01
(0.00-3.75)
9.9
(9.5-10.3)
3.84
(3.69-4.00)
Europa 0.8
(0.1-1.5)
0.24
(0.04-0.44)
3.5
(1.8-5.3)
0.22
(0.11-0.33)
Mediterráneo Oriental 1.2
(0.6-1.7)
0.77
(0.41-1.12)
7.2
(5.2-9.2)
1.09
(0.78-1.39)
Pacífico Occidental 0.2
(0.0-0.4)
0.26
(0.02-0.50)
4.8
(0.9-8.6)
1.09
(0.20-1.97)
Global 0.9
(0.3-1.5)
5.17
(1.97-8.38)
7.8
(7.0-8.7)
9.75
(8.70-10.8)

a Subgrupos de población: niños en edad preescolar (< 5 años); embarazadas (no se indica el intervalo de edad).
b Se excluyen del numerador y del denominador a los países con PIB ≥ US$ 15000 en 2005.
c Intervalos de confianza del 95%.

Fuente

WHO. Global prevalence of vitamin A deficiency in populations at risk 1995–2005. Base mundial de datos de la OMS sobre la carencia de vitamina A. Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2009.

Compartir