Agua, saneamiento y salud (ASS)

Manejo del agua en la vivienda: beneficios acelerados para la salud derivados del abastecimiento de agua mejorado

WHO/SDE/WSH/02.07
Preparado por Professor Mark D. Sobsey
School of Public Health
University of California
Chapel Hill
USA

Prefacio

Aproximadamente 2,2 millones de personas mueren cada año por enfermedades relacionadas con la higiene básica, como la diarrea. La mayoría son niños de los países en desarrollo. Se ha comprobado que las intervenciones en higiene, saneamiento y abastecimiento de agua permiten controlar esta carga de enfermedad. Durante décadas, se ha fomentado el acceso universal al agua segura y al saneamiento como un paso esencial para reducir esta carga de enfermedad que se puede prevenir.

Sin embargo, el “acceso universal” a fuentes de agua mejorada y saneamiento básico sigue siendo elusiva. La “Declaración del Milenio” intenta reducir a la mitad la cantidad de personas sin acceso a agua potable para el 2015, lo que aún continua siendo una meta ambiciosa. Lograr el “acceso universal” es una importante meta de largo plazo. Por consiguiente, es un gran reto acelerar los beneficios para la salud teniendo como telón de fondo este largo plazo, principalmente para las poblaciones más afectadas.

Actualmente se dispone de evidencias que demuestran que las intervenciones simples, aceptables y de bajo costo en la vivienda y la comunidad pueden mejorar significativamente la calidad microbiológica del agua almacenada en los domicilios y reducir los riesgos de enfermedades diarreicas y muertes.

Se han desarrollado, descrito y evaluado diferentes sistemas y estrategias de recolección y almacenamiento de agua con base en varios criterios para el uso en el nivel de la vivienda y de la comunidad en países desarrollados y en desarrollo. Se dispone de varios métodos de tratamiento físico y químico para mejorar la calidad microbiológica del agua. Muchos de estos métodos se han probado e implementado en diferentes niveles en países desarrollados y en desarrollo. Algunos se han probado en laboratorios y luego se han implementado en el campo a fin de evaluar su capacidad de producir agua potable de calidad microbiológica aceptable y de mantener esa calidad durante su almacenamiento y uso. También se ha evaluado en el campo su capacidad de reducir enfermedades diarreicas y otras enfermedades transmitidas a través del agua entre los usuarios.

Dada la importancia de la educación, la aceptación sociocultural, el cambio de creencias y conductas de las personas, el logro de la sostenibilidad y la capacidad de pago para el abastecimiento de agua segura, algunos de los sistemas más prometedores de tratamiento y almacenamiento domiciliario de agua y sus estrategias de implementación incluyen o están acompañados de esfuerzos que abordan estos aspectos.

Este informe describe y revisa de manera crítica los diferentes métodos y sistemas para la recolección, tratamiento y almacenamiento del agua en el nivel domiciliario. Además, presenta y revisa los datos sobre la capacidad de estos métodos domiciliarios para proveer agua de calidad microbiológica mejorada con un menor riesgo de exposición a enfermedades diarreicas y otras enfermedades infecciosas transmitidas por el agua. El público destinatario de este informe incluye científicos, ingenieros, encargados de formular políticas, gerentes y otros profesionales del área de recursos hídricos y de la salud ambiental que conocen los principios básicos de las ciencias relacionadas con el agua potable y la salud y la tecnología de ingeniería del agua.

No se pretende que este informe actúe como una guía integral ni como un manual sobre “cómo hacer” en el tema del tratamiento y abastecimiento domiciliario de agua. Tampoco se pretende que actúe como una guía práctica para el consumidor promedio de agua potable. Se espera más bien ofrecer una base científicamente sólida y sostenible para identificar, aceptar y promover los sistemas y tecnologías de tratamiento y almacenamiento de agua domiciliaria a fin de poder desarrollar y diseminar documentos que apoyen la implementación del tratamiento y almacenamiento domiciliario del agua. Los enfoques expresados en este documento pertenecen exclusivamente a su autor, quien se responsabiliza por cualquier error u omisión.

Este informe se preparó como parte de un programa de actividades para actualizar las Guías de la OMS para la calidad del agua potable. De acuerdo con el proceso de desarrollo y revisado, se pone a disposición la versión preliminar. Si desea enviar algún comentario sobre esta versión preliminar, sírvase escribir al siguiente contacto:

Dr. Jamie Bartram
Coordinador
Programa de Agua, Saneamiento y Salud
Organización Mundial de la Salud
20 avenue Appia
Geneva 1211-CH 27
Suiza

Compartir