Agua, saneamiento y salud (ASS)

Dengue en los países asiáticos asolados por el maremoto

Información general

Los virus causantes del dengue y del dengue hemorrágico son transmitidos por el mosquito Aedes aegypti y, en Asia, en menor medida, por Ae. albopictus. Aedes aegypti se cría sobre todo en el agua almacenada en recipientes artificiales en el entorno de los asentamientos humanos, pero no en aguas subterráneas, estanques y charcos ni en pantanos y otras grandes masas de agua naturales. Para prevenir y controlar eficazmente el dengue epidémico es necesario controlar el mosquito Ae. aegypti.

No hay vacuna para prevenir la infección por el virus del dengue ni hay fármacos para combatir la enfermedad en las personas infectadas.

Aedes aegypti en las zonas asoladas por el maremoto

El dengue es endémico en todos los países afectados por el maremoto.

En los alojamientos temporales donde el agua de bebida proceda de fuentes exteriores o de la recolección del agua de lluvia habrá tendencia a almacenar agua de bebida en recipientes que pueden convertirse en criaderos de Ae. aegypti (y, en menor medida, de Ae. albopictus). El agua de lluvia acumulada en otros recipientes y en los escombros de las zonas afectadas también puede convertirse en criadero de Aedes.

Como estos mosquitos pican durante el día, los mosquiteros tratados con insecticida proporcionarán escasa o nula protección personal.

Medidas

La prevención de la formación de criaderos de mosquitos en los recipientes de agua de bebida, cubriéndolos para evitar que sean colonizados por los mosquitos, vaciándolos frecuentemente (al menos una vez por semana) o tratándolos con insecticidas (por ejemplo, gránulos de temefós al 1%), contribuirá a evitar que se produzcan brotes de dengue. No obstante, esto puede ser insuficiente en zonas de asentamiento donde haya pequeñas acumulaciones de agua dulce en otros recipientes artificiales y en todo tipo de escombros. Cuando sea viable, también se pueden aplicar larvicidas químicos a estos recipientes. Asimismo, puede estar justificada la aplicación de nebulizaciones de insecticidas contra los mosquitos Ae. aegypti adultos en zonas de asentamiento donde haya hábitats aptos para las larvas o donde se esté produciendo transmisión del dengue. En zonas de difícil acceso por carretera serán necesarios equipos portátiles. En la medida de lo posible, se deben proporcionar repelentes de mosquitos a las poblaciones afectadas. El uso de nebulizaciones y repelentes también contribuirá a aliviar temporalmente las molestias causadas por los mosquitos.

La vigilancia del dengue y del dengue hemorrágico debe integrarse en el sistema de vigilancia posterior al desastre. Los servicios hospitalarios deben estar preparados para responder en el caso de que se produzcan brotes.

DOCUMENTOS DE REFERENCIA

Compartir