[an error occurred while processing this directive]
  Sobre WSH | Bases de datos | Guías | Capacitación | Herramientes | Iniciativas conjuntas
  OMS > Sitios OMS > WSH
Print button  Versión impresora

Relación del agua, el saneamiento y la higiene con la salud: Hechos y cifras - *actualización de marzo de 2004

«El agua y el saneamiento son uno de los principales motores de la salud pública. Suelo referirme a ellos como «Salud 101», lo que significa que en cuanto se pueda garantizar el acceso al agua salubre y a instalaciones sanitarias adecuadas para todos, independientemente de la diferencia de sus condiciones de vida, se habrá ganado una importante batalla contra todo tipo de enfermedades.»
Dr. LEE Jong-wook, Director General, Organización Mundial de la Salud.


 

Relación del agua, el saneamiento y la higiene con la salud: Hechos y cifras, actualización de marzo de 2004 [pdf 52 kb]

 
Diarrea
  • 1,8 millones de personas mueren cada año debido a enfermedades diarreicas (incluido el cólera); un 90% de esas personas son niños menores de cino años, principalmente procedentes de países en desarrollo.
  • Un 88% de las enfermedades diarreicas se puede atribuir a un abastecimiento de agua insalubre y a un saneamiento y una higiene deficientes.
  • La mejora del abastecimiento de agua reduce la morbilidad por diarrea en un 21%.
  • La mejora del saneamiento reduce la morbilidad por diarrea en un 37,5%.
  • El mero hecho de lavarse las manos en momentos esenciales puede reducir el número de casos de diarrea hasta un 35%.
  • El mejoramiento adicional de la calidad del agua de bebida, como la desinfección en el punto de consumo, reduciría los casos de diarrea en un 45%.
Paludismo
  • 1,2 millones de personas mueren cada año de paludismo; de éstos, un 90% son niños menores de cinco años.
  • Cada año se producen 396 millones de casos de paludismo. La mayor parte de la carga de morbilidad se registra en el África, al sur del Sahara.
  • La intensificación de la irrigación, las presas y otros proyectos relacionados con el agua contribuyen de forma importante a esta carga de morbilidad.
  • El mejoramiento de la gestión de los recursos hídricos reduce la transmisión del paludismo y de otras enfermedades de transmisión vectorial.
Esquistosomiasis
  • Se calcula que 160 millones de personas padecen esquistosomiasis.
  • La enfermedad causa decenas de miles de defunciones cada año, principalmente en el África subsahariana.
  • Está estrechamente relacionada con la falta de higiene en la evacuación de excretas y con la falta de servicios cercanos de abastecimiento de agua potable.
  • El saneamiento básico reduce la enfermedad hasta en un 77%.
  • Los reservorios artificiales y las obras de regadío mal diseñadas son las principales causas de la expansión y la intensificación de la esquistosomiasis.
Tracoma
  • 500 millones de personas corren el riesgo de padecer tracoma.
  • 146 millones de personas corren el peligro de padecer ceguera.
  • 6 millones de personas padecen alguna discapacidad visual a causa del tracoma.
  • La enfermedad guarda estrecha relación con el hecho de no lavarse la cara, a menudo debido a la falta de servicios cercanos de abastecimiento de agua potable.
  • Un mejor acceso a servicios de abastecimiento de agua potable y una mejor higiene pueden reducir la morbilidad por tracoma en un 27%.
Helmintiasis intestinales (ascariasis, tricuriasis, anquilostomiasis)
  • 133 millones de personas padecen graves infecciones debidas a helmintos intestinales, que a menudo tienen consecuencias graves como alteraciones cognitivas, disentería importante o anemia.
  • Esas enfermedades causan unas 9400 defunciones cada año.
  • El acceso a los servicios de agua potable y saneamiento y el mejoramiento de las prácticas de higiene pueden reducir la morbilidad por ascariasis en un 29% y la morbilidad por anquilostomiasis en un 4%.
Encefalitis japonesa
  • Un 20% de los casos clínicos de encefalitis japonesa con síntomas clínicos mueren, y un 35% padecen lesiones cerebrales permanentes.
  • El mejoramiento de la gestión de los recursos hídricos para el regadío reduce la transmisión de la enfermedad en el sur de Asia y en Asia oriental y sudoriental.
Hepatitis A
  • Existen 1,5 millones de casos de hepatitis A clínica cada año.
Arsénico
  • En Bangladesh, entre 28 y 35 millones de personas consumen agua de bebida con elevados índices de arsénico.
  • Se calcula que en Bangladesh existen 1,5 millones de casos de lesiones cutáneas relacionadas con la presencia de arsénico en el agua de bebida.
  • En muchos países, como la Argentina, Bangladesh, Chile, China, la India, México, Tailandia y los Estados Unidos, se han encontrado aguas subterráneas contaminadas con arsénico.
  • La clave para la prevención es reducir el consumo de agua de bebida con elevados índices de arsénico, buscando fuentes alternativas de agua con poco arsénico o utilizando sistemas para extraerlo.
Fluorosis
  • En China, más de 26 millones de personas padecen fluorosis dental debido a las altas concentraciones de fluoruro en el agua de bebida.
  • En China, más de 1 millón de casos de fluorosis ósea se pueden atribuir al agua de bebida.
  • Las principales estrategias de mitigación consisten en explotar el agua de las profundidades marinas, utilizar el agua dulce, construir reservorios y proceder a la defluorización.
Fuerzas impulsoras
Acceso al abastecimiento de agua y al saneamiento
  • En 2000, 2400 millones de personas carecían de acceso a mejores servicios de saneamiento. De éstas, un 81% se encontraban en zonas rurales.
  • En 2000, 1100 millones de personas carecían de acceso a mejores servicios de abastecimiento de agua. Un 86% de estas personas se encontraban en zonas rurales.
  • Las comunidades más pobres, a saber, las zonas rurales y los tugurios urbanos y periurbanos, van a la zaga tanto en el mejoramiento del abastecimiento de agua como en el saneamiento.
Brecha en los servicios de saneamiento
  • Solamente un 53% de la población subsahariana, dispone de servicios de saneamiento.
  • En Asia centromeridional sólo un 38% de la población dispone de servicios de saneamiento.
  • El acceso al saneamiento en las zonas rurales es mucho peor que en las zonas urbanas.
  • 930 millones de personas viven en barrios de tugurios y se prevé que la mayor parte del crecimiento de la población se producirá en las zonas urbanas.
Emergencias y desastres
  • En el último decenio del siglo XX los desastres naturales afectaron a casi 2000 millones de personas, de las cuales un 86% sufrieron las consecuencias de inundaciones y sequías.
  • Las inundaciones aumentan la amenaza continua para la salud que representan la contaminación de los sistemas de agua de bebida, los servicios de saneamiento inadecuados, los desechos industriales y los vertederos de basura.
  • Las sequías son la principal causa de mala salud y morbilidad porque provocan y exacerban la malnutrición y el hambre a la vez que privan del acceso a un abastecimiento adecuado de agua.
  • El control de situaciones de urgencia requiere una serie de actividades como la prevención, la preparación, la respuesta a las emergencias, el socorro y la recuperación.
Desarrollo de los recursos hídricos
  • El desarrollo de los recursos hídricos continúa a un ritmo acelerado para satisfacer las necesidades en materia de fibra alimentaria y energía de una población mundial de 8000 millones de personas para 2025.
  • La falta de capacidad para evaluar los impactos de salud transfiere costos ocultos al sector de la salud y aumenta la carga de morbilidad en las comunidades locales.
  • Los enfoques del manejo ambiental de la salud deben incorporarse en las estrategias de gestión integral de los recursos hídricos.
La respuesta global
Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM)

Al incluir el abastecimiento de agua, el saneamiento y la higiene en los ODM, la comunidad mundial ha reconocido la importancia de su promoción como intervenciones en el desarrollo y ha establecido una serie de objetivos y metas.

Objetivo 7: Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente

  • Meta 9: Incorporar los principios del desarrollo sostenible en las políticas y los programas nacionales e invertir la pérdida de recursos del medio ambiente.
  • Meta 10:
    1. Reducir a la mitad para el año 2015 el porcentaje de personas que carezcan de acceso sostenible al agua potable y a servicios básicos de saneamiento.
    2. Incorporar el saneamiento en las estrategias de gestión de los recursos hídricos.
  • Meta 11: Haber mejorado considerablemente, para el año 2020, la vida de por lo menos 100 millones de habitantes de tugurios.

Objetivo 4: Reducir la mortalidad de los niños menores de cinco años

  • Meta 5: Reducir en dos terceras partes, entre 1990 y 2015, la mortalidad de los niños menores de cinco años.

Objetivo 6: Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades

  • Meta 8: Haber detenido y comenzado a reducir, para el año 2015, la incidencia del paludismo y otras enfermedades graves.
Decenio «El agua fuente de vida»: 2005-2015
  • Las Naciones Unidas proclaman el periodo de 2005 a 2015 Decenio Internacional para la Acción, «El agua, fuente de vida» y deciden que el decenio tenga como objetivos ocuparse más a fondo de las cuestiones relativas al agua.
Citas destacadas
  • «No acabaremos con el SIDA, la tuberculosis, la malaria ni ninguna de las demás enfermedades infecciosas que asolan al mundo en desarrollo hasta tanto no hayamos ganado también la batalla para asegurar la disponibilidad de agua potable, saneamiento y asistencia sanitaria básicas.» Kofi Annan, Secretario General de las Naciones Unidas.
  • «En virtud del derecho humano a disponer de agua, todas las personas deben tener agua suficiente, asequible, accesible, segura y aceptable para usos personales y domésticos.» - Observación General Nº 15 (2002): El Derecho Humano al Agua.

* Las cifras son las mejores estimaciones disponibles en marzo de 2004.

[an error occurred while processing this directive]