Informe sobre la salud en el mundo

Capítulo 2


Extensión masiva del tratamiento: argumentos de salud pública

Entre los argumentos de salud pública en favor de extender masiva y urgentemente el acceso al tratamiento se destacan dos consideraciones. En primer lugar citaremos la drástica reducción de la morbimortalidad por VIH/SIDA que conlleva, reducción que se ha documentado en países de altos ingresos, en el programa nacional brasileño de tratamiento (véase el recuadro 2.1) y en proyectos pioneros emprendidos en entornos con recursos limitados (1–3). En segundo lugar está el efecto sinérgico del tratamiento en las labores de prevención; tener acceso a él puede mejorar la prevención por diversos cauces:

  • Incrementa la demanda de asesoramiento y pruebas voluntarias: para una prevención eficaz es crucial ofrecer servicios de asesoramiento y pruebas voluntarias. En el África subsahariana, nueve de cada diez personas infectadas por el VIH desconocen su estado serológico, y allí donde no se dispone de tratamiento probablemente no ven la utilidad de conocerlo. Sin embargo, se ha comprobado en numerosos entornos que la disponibilidad del tratamiento incrementa el uso de los servicios de asesoramiento y pruebas voluntarias: por ejemplo, dicho uso creció un 300% en un consultorio de Haití a raíz de empezar a dispensar tratamiento antirretroviral (4).
  • Ofrece más oportunidades para la prevención secundaria: acudir a los centros de salud para que se les dispense tratamiento brinda a los pacientes la oportunidad de recibir información sobre comportamientos preventivos. La utilidad de este enfoque queda reflejada en las estrategias de prevención del VIH elaboradas recientemente por los Centros de Prevención y Control de Enfermedades de los Estados Unidos y dirigidas a las personas conocedoras de su seropositividad (5).
  • Reduce el riesgo de transmisión: el tratamiento aminora la probabilidad de transmitir el VIH en relaciones sexuales sin protección. Hay que reconocer no obstante que, debido a la mayor esperanza de vida de los pacientes en tratamiento, es probable que aumenten las relaciones sexuales entre personas con distinto estado serológico.

Hay pocos datos sobre la influencia de la disponibilidad de tratamiento sobre los comportamientos de riesgo en los países en desarrollo. Hay que planificar y realizar mediciones minuciosas para combinar con eficacia las labores de tratamiento y prevención. En la extensión masiva del acceso al tratamiento, los programas tendrán que medir continuamente el impacto en la prevención y ser capaces de adaptarse y responder con rapidez a cualquier relajación de los comportamientos preventivos.

Documentos conexos

Compartir