Informe sobre la salud en el mundo

Capítulo 2


Extensión masiva del tratamiento: argumentos económicos y sociales

Los análisis económicos y sociales ofrecen claros argumentos en favor de una acción urgente para extender masivamente el acceso al tratamiento. En un principio, varios estudios llevaron a pensar que, en los países pobres, el uso de antirretrovirales no era costoeficaz, pero análisis más recientes indican lo contrario (6). El Informe sobre la salud en el mundo 2002 señaló que algunos tipos de tratamientos serían costoeficaces incluso en entornos con recursos limitados (7). Desde entonces, los precios de los medicamentos han descendido más de un 50%. Además, los protocolos elaborados para la iniciativa «3 por 5» los harían aún más costoeficaces, sobre todo en los países en los que se hospitaliza a las personas con infecciones oportunistas. El uso de antirretrovirales reduciría estas infecciones por lo menos durante varios años, lo que, a su vez, ayudaría a recortar los gastos sanitarios específicos del VIH/SIDA, como se ha comprobado en el Brasil (8).

Como se ha visto en el primer capítulo, muchos estudios iniciales subestimaron gravemente los perjuicios acumulativos de índole económica y social que el VIH/SIDA causa en los países con alta carga de morbimortalidad. El tratamiento antirretroviral puede ayudar a atajar la pérdida de capital humano y de productividad si restablece la salud de millones de personas y les permite obtener ingresos, criar a sus hijos y contribuir a la sociedad. Gracias a la aplicación del programa brasileño de acceso universal al tratamiento antirretroviral, la supervivencia media de los enfermos de SIDA que acuden a los servicios públicos de salud ha aumentado de menos de seis meses a un mínimo de cinco años (9). También ha mejorado significativamente su calidad de vida: siguen trabajando, manteniendo a sus familias, criando a sus hijos y relacionándose con sus amigos.

Documentos conexos

Compartir