¿Se puede, o se debe, detener la migración de trabajadores sanitarios?

Más preguntas frecuentes

Índice de preguntas y respuestas

P: ¿Se puede, o se debe, detener la migración de trabajadores sanitarios?

R: No se trata de «parar» la migración, sino de asegurar que se gestione y regule debidamente. La libertad de movimiento es uno de los derechos fundamentales recogidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, y la migración representa uno de los pilares de la historia de la humanidad. Sin embargo, la globalización ha acelerado considerablemente esta tendencia, y las graves consecuencias que el éxodo de profesionales sanitarios está teniendo en los países en desarrollo hacen que sea necesario garantizar una gestión responsable y regulada de la migración, con el objetivo fundamental de que todos los países avancen hacia un estado de autosuficiencia.

Algunos países han empezado a formar trabajadores sanitarios específicamente destinados a la «exportación». Es primordial alentar la concertación de acuerdos bilaterales entre los países «importadores» y los países «exportadores», con miras a proteger los derechos de los trabajadores y ofrecer algunas garantías en cuanto al nivel de empleo en el país «importador».

Por otro lado, la Alianza y varios de sus asociados, en particular la OMS, están preparando un código de prácticas mundial sobre la contratación internacional de personal sanitario ajustada a la ética. Este instrumento tiene por objeto asegurar que se apliquen las prácticas óptimas pertinentes y proteger los derechos de los trabajadores, ofreciendo al mismo tiempo un marco para la cooperación bilateral.

Compartir