¿Cuánto tiempo puede durar la crisis de personal sanitario?

Más preguntas frecuentes

Índice de preguntas y respuestas

P: ¿Cuánto tiempo puede durar la crisis de personal sanitario?

R: El fortalecimiento y la reforma de los sistemas sanitarios es una labor que requiere tiempo y esfuerzo. La primera etapa de este proceso consiste en la expansión de la «producción» (mediante la formación y capacitación de más trabajadores sanitarios), lo cual puede llevar bastante tiempo; la preparación de una enfermera calificada suele requerir tres años de formación y la de un médico, un mínimo de cinco. La aplicación de algunos métodos innovadores (formación a distancia, delegación de funciones, programas basados en agentes de salud comunitarios, etc.) pueden acelerar la obtención de resultados, pero no existe ninguna «solución rápida» para este problema: los agentes de salud comunitarios, los enfermeros y los médicos se necesitan los unos a los otros para poder trabajar eficazmente en equipo.

Este proceso de «expansión» también requiere un mayor número de escuelas y de profesores, aunque es conveniente, e imperioso, echar mano de los adelantos técnicos (formación a distancia, tecnologías de la información) y fomentar una mayor colaboración entre las instituciones educativas para potenciar el incremento de estudiantes. También es preciso asegurar elevados niveles de apoyo financiero y colaboración técnica para mejorar una infraestructura que se viene abajo y apostar por el desarrollo institucional para mejorar la calidad de la enseñanza.

La siguiente etapa se centra en el empleo, que plantea una serie de dificultades intrínsecas: muchos países afectados por la escasez de trabajadores sanitarios ya están registrando tasas de desempleo de trabajadores sanitarios; a veces se recorta el gasto público en salud (debido a dificultades macroeconómicas), y la empresa privada puede no ser una alternativa viable para trabajadores sanitarios particulares. Dicho de otro modo, muchos países carecen de la capacidad para emplear a los profesionales a los que han formado.

Si no se pone remedio a esta situación, la crisis se exacerbará. En cambio, si se adoptan las medidas adecuadas – con arreglo a lo recomendado por la OMS, la Alianza y numerosos expertos en este campo –, velando por que los países las identifiquen como propias y asuman un papel de liderazgo y asegurando la celebración de consultas con los interesados directos y la movilización de fondos de financiación nacionales e internacionales, la crisis se resolverá, al menos parcialmente, para 2015, lo que ayudaría a cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio relacionados con la salud.

Compartir