Día Mundial de la Salud

EL SECRETARIO GENERAL

MENSAJE CON OCASIÓN DEL DÍA MUNDIAL DE LA SALUD


7 de abril de 2003

La buena salud de los niños es crucial para el desarrollo sostenible. Por esa razón, este año el tema del Día Mundial de la Salud es Preparemos el futuro de la vida: ambientes saludables para los niños.

El mundo de los niños se centra en torno al hogar, la escuela y la comunidad local. En esos lugares, los niños tienen que poder jugar, crecer y desarrollarse, y tienen que estar protegidos de las enfermedades. Sin embargo, muy a menudo en esos lugares la salud de los niños, sobre todo la de los niños pobres, se halla expuesta a múltiples amenazas. Son riesgos comunes el agua insalubre, la contaminación del aire, las malas condiciones de las viviendas, la falta de higiene y de saneamiento, y una inadecuada evacuación de los desechos.

Los niños son más vulnerables que los adultos frente a los peligros ambientales. Su capacidad para amortiguar los peligros para la salud aún está en desarrollo y, por consiguiente, son más sensibles a los efectos de los productos químicos tóxicos y a los gérmenes, así como a otros contaminantes. También están más expuestos a esos riesgos porque consumen más cantidad de alimentos, agua y aire que los adultos en proporción a su peso corporal – y porque tienen una mayor curiosidad natural y menores conocimientos y experiencia.

La única respuesta sostenible es velar por que los niños puedan vivir, aprender y jugar en ambientes seguros. Ello no sólo salvará muchas vidas, sino que tendrá consecuencias positivas para el desarrollo económico. Evitará que las enfermedades crónicas alejen de la escuela a muchos niños, y de ese modo ayudará al conjunto de la sociedad a construir la base de conocimientos necesaria para el crecimiento económico.

Ello significa que debemos aprovechar el impulso generado por la Alianza en favor de los Ambientes Saludables para los Niños inaugurada en la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible de Johannesburgo para movilizar conocimientos, voluntad política y recursos con el fin de reducir los riesgos ambientales para la salud de los niños.

Significa también reconocer que los niños son nuestro futuro – y que un futuro de desarrollo sostenible comienza con la salvaguardia de la salud de todos y cada uno de los niños. En este Día Mundial de la Salud, renovemos nuestro compromiso con esa misión.

Kofi A. Annan

Compartir