Centro de prensa

Los datos más recientes ponen de relieve la necesidad de actuar urgentemente a nivel mundial contra las hepatitis

Comunicado de prensa

De acuerdo con los nuevos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 325 millones de personas padecen una infección crónica por el virus de la hepatitis B (VHB) o de la hepatitis C (VHC).

El informe mundial de la OMS sobre las hepatitis 2017 (WHO Global hepatitis report, 2017) revela que la gran mayoría de los afectados carecen de acceso a las pruebas de detección y los tratamientos que podrían salvarles la vida. Ello significa que millones de personas corren el riesgo de que la infección que sufren evolucione lentamente hacia la insuficiencia hepática crónica, el cáncer y la muerte.

La Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS, recuerda que «hoy en día se considera que las hepatitis víricas son un grave problema de salud pública que requiere una respuesta urgente. Hay vacunas y medicamentos para combatirlas, y la OMS se ha comprometido a velar por que todas las personas que necesitan estas herramientas tengan acceso a ellas».

Aumento de la mortalidad y nuevas infecciones

Las hepatitis víricas causaron 1,34 millones de muertes en 2015, una cifra similar a la atribuible a la tuberculosis y la infección por el VIH. La diferencia estriba en que, mientras que la mortalidad por tuberculosis y la infección por el VIH se está reduciendo, la causada por las hepatitis va en aumento.

En 2015, la cifra de nuevos infectados por el VHC ascendió a 1,75 millones. En total, en el mundo hay 71 millones de personas que padecen hepatitis C.

A pesar de que el número de defunciones por hepatitis va en aumento, el de nuevas infecciones por el VHB se está reduciendo, gracias al aumento de la cobertura de la vacunación infantil: el 84% de los niños nacidos en 2015 recibieron las tres dosis recomendadas de la vacuna contra el VHB.

La administración de esta vacuna se inició en algunos países en la década de 1980 y se generalizó en la década de 2000. Entre la época anterior a la introducción de la vacuna y 2015, la proporción de nuevas infecciones en los niños menores de 5 años se redujo del 4,7% al 1,3%. Sin embargo, unos 257 millones de personas, en su mayoría adultos nacidos antes de que empezaran las vacunaciones, padecían en 2015 una infección crónica por el VHB.

Epidemias en regiones y zonas más críticas

Los niveles de hepatitis B son muy variables en función de la región de la OMS que se estudie. Las más afectadas son la Región de África y la Región del Pacífico Occidental. Estas son las cifras de infectados:

  • Región del Pacífico Occidental: el 6,2% de la población (115 millones)
  • Región de África: el 6,1% de la población (60 millones)
  • Región del Mediterráneo Oriental: el 3,3% de la población (21 millones)
  • Región de Asia Sudoriental: el 2% de la población (39 millones)
  • Región de Europa: el 1,6% de la población (15 millones)
  • Región de las Américas: el 0,7% de la población (7 millones)

Por lo que respecta al VHC, actualmente se estima que las prácticas de inyección con instrumental contaminado en los centros de salud y el consumo de drogas inyectables son las vías más comunes de transmisión. La prevalencia de esta infección en las regiones de la OMS es la siguiente:

  • Región del Mediterráneo Oriental: el 2,3% de la población (15 millones)
  • Región de Europa: el 1,5% de la población (14 millones)
  • Región del Pacífico Occidental: el 1% de la población (14 millones)
  • Región de África: el 1% de la población (11 millones)
  • Región de las Américas: el 1% de la población (7 millones)
  • Región de Asia Sudoriental: el 0,5% de la población (10 millones)

El problema del escaso acceso al tratamiento

Todavía no se dispone de vacunas contra el VHC, y el acceso a los tratamientos contra este virus y contra el VHB sigue siendo escaso.

En la Estrategia mundial del sector de la salud contra las hepatitis de la OMS se fijaron dos objetivos de aquí a 2030: someter a las pruebas de detección y tratar al 90% y el 80% de las personas infectadas por el VHB o el VHC, respectivamente.

En el informe mencionado anteriormente se señala que en 2015 solo se diagnosticaron el 9% y el 20% de las infecciones por el VHB y el VHC, respectivamente. Las proporciones de pacientes tratados son aún más bajas. Solamente el 8% de las personas a las que se había diagnosticado la infección por el VHB (1,7 millones de personas) tuvieron acceso a tratamiento y, en cuanto a la infección por el VHC, solo el 7% de los afectados (1,1 millones) había empezado a tomar un tratamiento curativo durante ese año.

El tratamiento de la infección por el VHB debe ser permanente. Actualmente, la OMS recomienda el tratamiento con tenofovir, que ya se está utilizando ampliamente para tratar la infección por el VIH. Por lo que respecta a la hepatitis C, se puede curar en un periodo relativamente breve con antivíricos de acción directa (AAD), gracias a la alta eficacia de estos fármacos.

En opinión del Dr. Gottfried Hirnschall, Director en la OMS del Departamento de VIH/SIDA y del Programa Mundial contra la Hepatitis, «nos encontramos todavía en la fase inicial de la respuesta a las hepatitis víricas, pero el horizonte es prometedor. Cada vez son más los países que ponen los servicios de lucha contra estas infecciones a disposición de los afectados. El precio de una prueba diagnóstica es inferior de US$ 1, y un tratamiento curativo de la hepatitis C puede costar menos de US$ 200. Sin embargo, los datos ponen claramente de manifiesto la urgencia con la que debemos subsanar las deficiencias en materia de detección y tratamiento».

Progresos realizados por los países

El informe mundial de la OMS sobre las hepatitis 2017 muestra que, a pesar de las dificultades, algunos países están aplicando medidas eficaces para ampliar los servicios contra estas enfermedades.

China ha logrado una alta cobertura de la administración en el nacimiento de la vacuna contra el VHB (el 96%), y alcanzó el objetivo fijado para 2015 de reducir a menos del 1% la prevalencia de la hepatitis B en los niños menores de 5 años. Por su parte, Mongolia ha aumentado las tasas de tratamiento contra las hepatitis al incluir los medicamentos contra la VHB y la VHC en su sistema de seguridad social, que presta asistencia al 98% de la población. En Egipto, la competencia en precios en el mercado de genéricos se ha traducido en una reducción del precio de un tratamiento de 3 meses contra la hepatitis C desde los US$ 900 de 2015 hasta menos de US$ 200 en 2016. La misma tanda de tratamiento cuesta actualmente en Pakistán US$ 100.

En marzo de 2017, la OMS precalificó por primera vez un principio activo genérico (el sofosbuvir) contra la hepatitis C. Gracias a ello, se ampliará el acceso al tratamiento curativo y se brindará a más países la oportunidad de fabricar medicamentos asequibles contra esta enfermedad.

Datos de referencia para aspirar a la eliminación

El informe mundial de la OMS sobre las hepatitis 2017, que recoge estadísticas de referencia sobre las infecciones por el VHB y el VHC (entre ellas, sobre la mortalidad y la cobertura de las intervenciones básicas), debe servir como referencia para la eliminación de estas enfermedades. Hay cinco tipos de hepatitis víricas, pero los dos principales, las hepatitis B y C, son responsables del 96% de la mortalidad mundial por estas infecciones.

Notas para los redactores

Semana Mundial de la Inmunización (del 24 al 30 de abril): de los cinco tipos de hepatitis víricas (A, B, C, D y E), hay tres (las hepatitis A, B y E) que se pueden prevenir mediante vacunas. La OMS ha incluido estas tres enfermedades entre las 26 para las que recomienda la vacunación.

Día Mundial contra la Hepatitis 2017 y Cumbre Mundial sobre las Hepatitis 2017: la OMS y sus asociados organizarán dos eventos mundiales de gran repercusión para instar a actuar urgentemente contra las hepatitis víricas. El primero de ellos es el Día Mundial contra la Hepatitis 2017, que se celebrará el próximo 28 de julio bajo el lema «Eliminemos las hepatitis». El segundo es la Cumbre Mundial sobre las Hepatitis 2017, que tendrá lugar del 1 al 3 de noviembre de 2017 en São Paulo (Brasil). Esta cumbre es la principal reunión de la comunidad mundial que trabaja en la lucha contra las hepatitis y está siendo organizada conjuntamente por la OMS, el Gobierno del Brasil y la Alianza Mundial contra la Hepatitis.

Contactos para los medios de comunicación:

Tunga (Oyuntungalag) Namjilsuren
Responsable de información
Departamento de VIH/Sida, Programa Mundial contra la Hepatitis de la OMS
Móvil (celular): +41 79 203 3176
Correo electrónico: namjilsurent@who.int

Christian Lindmeier
Portavoz de la OMS
Departamento de Comunicaciones
Teléfono (oficina): +41 22 791 1948
Móvil (celular): +41 795 006 552
Correo electrónico: lindmeierch@who.int